sábado, 24 de mayo de 2008

Trastornos primaverales, ritos banales y gritos ocasionales.










Lo mejor para los trastornos primaverales
es una canción curativa del alma
y del espíritu, el mío es volátil y hostil
a demasiados cambios, y aún así me tiro
en plancha ante lo desconocido
si mi nariz se orienta en ese sentido.
Uf días de vino y rosas
rosas de mayo
que aunque breves floridas
no dejan de ser esplendorosas
aún un rato, desfallecidas o dormidas.

son los nuevos paisajes, despejan
los cuidados, calientan
los lavados estomacales, que limpian
y los buenos alimentos, que llenan.


Preparada para recibir el verano
el fin de semana que viene
corre de mi mano
al solano de la orilla
o al chiringuito playero,
espero.


Qué mala es la época del celo

se corre el primaveral velo

pero como a cualquier gata

se le cura con un poco de ternura

curtida con un "pollo" a la brasa

con salsa de bravura.
(Escupe los huesecillos a la fosa
y a otra cosa,mariposa.)


Así llegas hasta la sepultura
con las carnes prietas y duras.


Hasta luego viajero
del eterno vuelo.


Me despediría con un pañuelo
pero luego queda el recuelo.





Descanso
que mañana
temprano me levanto.


Para tomar mi café mañanero
a solas
con la temprana
fría
y curtiente amapola
de la mañana tentadora.

3 comentarios:

Camille Stein dijo...

trastorno tras trastorno, el café mañanero es una especie de elixir y punto de partida para el día que comienza... a veces es alivio que el tiempo se mueva como si nada ocurriera... otra vez más, los ritos banales son salvadores

un beso

Almatina dijo...

Eso es cierto
los ritos banales
salvadores
y liberadores
"Té, chocolate o café"
como aquél juego de niñas.

Por cierto esto es Ronda
Y el parador de Jaén
una belleza.
Me encantan los istios un poco umbrosos
con alguna esquina
con algo de magia
que siempre te quede alguna esquina por recorrer con los ojos lentamente
para volver en otro viaje.

Saludos bello Camille!!

PIER BIONNIVELLS dijo...

Estos ritos.. que bien se nos dan!..
me gan gustado mucho estas imagenes..
te dejo abarzos.