EL RAYO QUE NO CESA



1) Versión "light" de parada en un bar de un "rayo":
Es light porque sólo han pasado 15 minutos, sólo hay una persona esperando que el tipo se lea el periódico, coja cambio (si es que no te dice que bajes al bar y le cambies) y se tome su cafelico o su almuerzo, que tó pué ser.
Además sólo hace una temperatura normal, extrañamente primaveral, que creo son 3 días al aaño, ésos raros días que ni te achicharras (10 meses al año) ni la humedad fría te cala los huesos (2 meses al año, no sé si he dicho que aquí las viviendas no están acondicionadas ni para el frío ni para el calor).
Además sólo hay una puerta cerrada (supongo que por si algún pasajero se hace pis), o si alguien se desmaya pueda salir a respirar.
2) Versión "dura" de parada de un "Rayo":
40 minutos de tardanza, a 40º al sol, en una parada sin marquesina, donde el conductor no te ve casi porque estás escondida en la sombra del filo del tronquito-palo del arbolito, a lo que en mitad del calor febril intuyes el color amarillo (por Diós no os tiréis delante de la furgoneta de Correos, que ésta si que no para) te tiras en plancha cuerpo a tierra, respiras alegre y aliviada pero...oh! ilusa...
no hay A/A en el vehículo, el único asiento que queda está recalentado al sol, al conductor le dá un "pis" se baja, cierra las dos puertas delantera y trasera, con todos petaos dentro (¿he dicho que no había Aire Acondicionado?) mientras va con un billetes, se sienta en la cafetería de la plaza Circular o bar elegido a tal menester, se sienta en la terraza, pide un café, lee el periódico, sube las piernas, charla con otros conductores, se lo toma, le traen el cambio, y mientras resopla abriendo la puerta delantera (momento en que los pasajeros aprovechamos para respirar aire nuevo, porque el anterior estaba caliente y sin oxígeno) entra una tromba de gente esperando huyendo del calor de la parada (ésta sí, con marquesina, pero transparente, que mira al este, además).
Cuando consigues llegar al botón próximo a tu parada y el populacho te escupe a la parada de entre esa masa viscosa de cuerpos y sudores, cuyo perfumes variados al calor te ha mareado.
Te sumerges en la sombra, y mientras recobras el conocimiento y respiras aire puro, das gracias que hasta dentro de una hora y media, o mañana ya no tendrás que hacer lo mismo 4 veces al día.

Comentarios

Tawaki ha dicho que…
Nosotros hemos sufrido una huelga en Madrid de conductores de autobuses. SErvicios mínimos que no se cumplen, conductores maleducados, etc.

Una vez más he puesto una reclamación, pero se limitan a enviarte una carta o un email.

Así nos va.

Un abrazo.

Entradas populares de este blog

sting - shape of my heart

Nubes

Into The Wild